Урок испанского La Semana Santa o Semana Mayor (разговорная тема)

La Semana Santa o Semana Mayor es tan importante para un país como México, por ser un país predominantemente católico, es una semana de ayuno, paz y reflexión para quienes practican esa religión.

En México, el calendario de las escuelas regidas por la Secretaría de Educación Pública SEP, a pesar de que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos habla de una educación pública laica y gratuita, tiene en cuenta este tipo de festividades así como la de las posadas de fín de año, la Navidad, el Año Nuevo y la llegada de los Reyes magos para calendarizar los periodos vacacionales en estas fechas.

El patronato de cada Iglesia se organiza para llevar a cabo las festividades con motivo de la Semana Santa, todo inicia con el miércoles de ceniza, día en que se nos recuerda que polvo somos y en polvo nos convertiremos, 40 días después habrá de llevarse a cabo la celebración de la fase final de la muerte de Cristo; el Jueves Santo, el sacerdote que está al frente  de su iglesia, le lava los pies a sus discípulos,  los apóstoles, se hace la visita a las siete casas y se hacen los preparativos –los cuales ya llevan varios meses organizándose- para el Viernes Santo, día de la representación del Vía Crucis o Pasión de Cristo; desde una noche antes se limpian las calles por donde habrá de pasar la procesión y el viernes,  muy temprano los vecinos además de hacer más limpieza, se dedican a decorar las calles con tendederos que llevan adornos con forma de mantel o de flores en colores morado y  blanco, es como parte de un cielo, en tanto que los arrollos vehiculares de las calles se adornan con sendas alfonfras de colores muy llamativos y contrastantes de serrín teñido y con motivos o figuras religiosas. La alfombra es contínua, en ella ya están situadas cada una de las XV estaciones,  va desde el comienzo hasta el final del trayecto en que se representará la Pasión de Cristo –miles de feligreses acuden y van detrás de quienes la personifican. El Sábado se considera de gloria, existía la costumbre de mojarse a cubetadas –no como práctica religiosa- empero, ya no se hace esto, sino que se acude a lugares en donde hay agua; ríos, manantiales, lagunas, etc.

La última estación se halla dentro de la Iglesia; el día domingo se llevan palmas a bendecir y se dan cruces de palma con un hilo morado y blanco, es el Domingo de Resurreción.